Altagama Viajes

¿A donde queres viajar?

Atención al cliente
Lunes a Viernes de 9.30 a 18hs

4774-1066 / 5252-9119 info@altagamaturismo.com

Omán

Viajar a Omán es trasladarnos al suroeste de Asia, a las costas del mar Arábigo  y el golfo de Omán. Tiene una población levemente superior a los 3 millones de habitantes y al mando del poder se encuentra una monarquía absoluta a la cabeza de la cual se encuentra el sultán Qaboos ibn Sa\'id Al ‘Bu Sa\'id. Sus territorios están ocupados desde hace más de 3.500 años pero su historia más fielmente documentada no se da hasta el siglo III d. C, cuando un jefe árabe procedente de la exigua Mesopotamia crea en el territorio un pequeño reino.
En los años posteriores, Omán y especialmente su capital Mascate se convirtieron en una importante región comercial y siempre se ha mostrado independiente respecto a los intereses de países vecinos.
Está dividido en cinco regiones y tres gobernaciones y un enorme desierto, Rub al-Jali, cubre el centro del país. Las montañas se encuentran en la costa del país y posee dos pequeñas penínsulas más, Musandam  y Madha. Jabel Sham es su montaña más importante y posee unas altas temperaturas durante buena parte del año, algo más frescas y húmedas en la costa pero altas igualmente. Su economía, como otros países colindantes, se basa en el petróleo y el gas natural. Mascate es su capital, que reúne a 800.000 habitantes, consideradas una de las ciudades más antiguas del medio Oriente y posesión portuguesa durante muchos años, de la que aún hoy en día -sobre todo a nivel arquitectónico y cultural, se conservan ciertos resquicios-. Su puerto es uno de los más importantes de Oriente y así óbice de disputas y luchas económicas.
A la hora de viajar a Omán, es imprescindible ver la casa de la ópera, la playa Qurum, el museo de arte moderno Ghalya, Bait Al-Baranda, Bait Al Zubair, el parque natural Qurum, el centro acuario y científico de las ciencias del mar, la belleza natural de Khasab y su castillo, la mezquita del sultán Qaboos, el desierto de Wahiba, las montañas Hajar, sus múltiples fortalezas como la Jabrin, la montaña Jabal Shams, Wadi Nakher, la ciudad de Nizwa, el palacio de Al Alam, museos como el nacional o el de historia natural, el Oman Oil and Gas Exhibition Centre, el museo de las fuerzas armadas, las impresionantes playas de la costa este del país, etc...
Viajar a Omán es también adquirir una artesanía propia de la zona. Por ejemplo, piedras preciosas y bisutería, cofres de madera, puñales de plata, telas... y a la hora de comer, una mezcla de vegetales, cordero, pollo, pescado y mucho curry. Destacan platos sencillos como taguen, sopa de verduras, calabacines con pan y bechamel, pollo asado o al curry o croquetas de pescado, entre una infinidad de platos. Para beber, yogures líquidos, cafés, tés y laban, a base de mantequilla. Los dulces árabes son muy tradicionales, sobre todo los hechos a base de nueces y canela. Sobresale el halwa.

Ciudades
Ubicación
Productos relacionados
  • Paquetes
  • Cruceros